De meriendas, bollos y carimbas: Esclavitud Perpetua

Por Pedro Rojas-Oliveros. David es un estudiante universitario de 24 años. Es bogotano de padres y abuelos chocoanos. En realidad, David no es su nombre, es apenas un seudónimo. “Si quieres ponme en… Sigue leyendo