“Creo que esta foto incluye contenido sexual explícito y no debería estar en Facebook. Podrías quitarla por favor?”.

Fetish

 

Por Tania María De Jiménez.

Día a día somos testigos y protagonistas de la manera como las redes sociales, y en sí la virtualidad tecnológica, nos ha robado la interacción personal. La red da anonimato y poder, convirtiendo la palabra en un arma de destrucción masiva… Nos ha permitido crear perfiles de nuestros alter-egos, y nos ha otorgado dones dignos de dioses griegos: ubicuidad, transfiguración, incluso la capacidad de darle vida a nuevas y perfectas personas… En el mundo virtual, claro está aunque algunos se crean lo contrario.

Nos hemos convertido en una sociedad de consumo en la que el producto somos nosotros mismos, la mecánica de destrucción en las redes funciona principalmente porque somos nosotros quienes proveemos las herramientas, por que como bien se dice: el ego es más fuerte que la cautela. Todos los días en mis “lecturas” de Feisbuk veo como está plagado de estos personajes de ficción:

 –El héroe urbano, que promulga el veganismo-animalismo como fuente de todo equilibrio para con la tierra, con sus posts de zorros desollados vivos, de perros en plena agonía de muerte por quemadura, de gatos abiertos, de entrañas expuestas, de colas y orejas mutiladas, post con pelos y patas.

El prospecto de Dandy contemporáneo, a quien todas sus amigas le han guardado un lugar muy especial en su friendzone, quien insiste en promulgar su falta de actividad sexual utilizando la psicología inversa: gifs porno. Chica con chica, chico con chica, chica con chico, así mismo y en el sentido contrario. ¡Bien hecho amigo! Nada más sabio que alardear de aquello que se carece.

El herbario, Nada demuestra mejor tu rebeldía contra el sistema que una foto fumando marihuana. No, una no. Todas. Desde el proceso de armado, diferentes perspectivas de la montaña de hierba, tú fumando, tus amigos fumando, tu planta de weed casera, tu gato al lado de tu planta de weed casera, eres un verdadero revolucionario, nada que hacer.

El malote, si, el mismo que a falta de un empleo le sobran restricciones maternales, pero no le importa porque es el apócope de la maldad. Lo demuestra con sus videos de ahorcamientos en China, decapitaciones en México, apedreamientos en medio Oriente, en los cuales, como es de esperarse, no ha estado involucrado. Se desmaya cuando ve sangre.

Todos los contenido son aceptables, -cada quien con sus traumas-, y es “respetable”. Sus “amigos” les proporcionan los tan anhelados likes, y eso es lo que engrandece la labor del caso. Todo se resume en un click, entonces el desparrame visual de sangre y sexo tuvo sentido.

¿Pero un desnudo artístico?

Viernes Santo

Un desnudo censurado, un desnudo que no implica genitalidad, pornografía o violencia está fuera de discusión, es material prohibido, es pecado, es maldito. Bajo la “moral” faisbukiana una mujer amamantando a su neonato es vulgar, reprochable… Es un mal ejemplo, es una falta de vergüenza. La Maja de Goya, el David de Miguel Ángel, la Venus de Botticelli… ignominia!

Quienes queremos salir viringos sin hacer porno Somos censurados, so pena de bloqueo de cuenta y en el peor de los casos de la inactivación de la misma… Gracias a quienes reportan todo nuestro contenido por bajo el criterio de “sexo explícito”… porque parece que las tetas insultan al ocioso cuando se muestran con clase, y es que al ocio y la clase nunca se les ha visto juntos.

En un mundo donde todo es posible, es mejor proveer la mayor cantidad de basura a los incautos que son fácilmente captables, es más aceptable ser ofensivo, racista, homofóbico y abusivo… Es más aceptable publicar esa canción que dice que “eso en cuatro no se ve”, porque cuando publicamos Barcarolle de Offenbach nos reportan por “Estar infringiendo las leyes de derechos de autor”.

Estas son unas de tantas características que permiten ser aceptados en una sociedad conformada por personas que no existen en una realidad tangible, a quienes les importamos un carajo, quienes aprovecharán cada ápice de información que se desprenda de nuestra realidad para hacernos daño, y lastimosamente, a quienes insistimos en impresionar… Porque el ego nos ha convertido en cuervos, dispuestos a graznarle a la primera zorra que quiera llevarse nuestro queso.

Bienvenidos a Facebullshit

P.D. Si me quiere mentar la madre por favor hágalo por inbox el de ElRevés nadie lo lee, y si piensa que no debería ser su amiwis, dele duro a lo del -unfriend-.*

Anuncios