LA CONVENCIÓN DE ATENCO

Por Marcela Zendejas & Hugo Ramírez.

El 15 y 16 de Julio, en el pueblo de San Salvador Atenco en México, se celebró la “Convención Nacional contra la Imposición”, en la búsqueda de agrupar demandas de distintos grupos sociales con el fin de tomar acciones sobre la anunciada “victoria” el fraude de Enrique Peña Nieto como presidente de México.

Lacan dijo un día, en respuesta a las protestas de París en 1968, “A lo que aspiran como revolucionarios es a un nuevo amo: Lo tendrán”.

Más allá de las motivaciones y resultados del evento, lo verdaderamente importante que allí ocurrió se resume en un hecho fundamental: en Atenco se reunieron PERSONAS más que partidos, movimientos, organizaciones, colectivos, sindicatos, etc., etc., etc. Personas que buscan hoy ser escuchadas como un interlocutor legitimo y que quieren organizarse con el fin de hacer justicia frente a lo que consideran ¿Otro? fraude electoral. Nadie está dePRImido.

Hoy, la protesta en México busca escapar de la provocación de los que detentan el poder; busca transformarse, sacudirse el polvo. A pesar de sus adelantos y retrocesos, se ha logrado hoy que un conjunto significativo y heterogéneo de personas busquen organizarse, escucharse, tanto para superar las viejas prácticas, como a los viejos amos: Aquellos dinosaurios que han salido ya de las cuevas y esperan sentados a las puertas de Los Pinos y de todas las oficinas de gobierno federal.

Como en el paleolítico, la tierra tiembla y el PRIstino dinosaurio camina libre por estas fechas en México, mientras que los mexicanos se sacuden el terror del recuerdo del PRIsado pasado, con la esperanza de que juntos y organizados puedan lograr algo.

En este corto le preguntamos a las personas en Atenco: ¿Qué haces aquí?, y ¿Qué te gustaría que pasara en México? Aquí sus respuestas…

________________________________________________________________________________________________________

Fotos por Hugo Ramírez.

Anuncios